De seguro que en cualquier país se vive mejor que en Corea del Norte, ya que es una dictadura que castiga severamente a toda aquella persona que intenta escapar, porque si permitiera salir del país, todo el mundo se escaparía. La consecuencia más normal cuando una persona norcoreana intenta salir de este estupendo paraíso comunista, es simple y llanamente la muerte. Este gobierno no se piensa dos veces en matar a personas, al igual que hiciera Pol Pot, pero en esta ocasión intenta buscar un motivo y nada mejor que el intento de fuga del país, que es casi como una cárcel.

corea-del-norte.jpg

Pero además de ejecutar a los que intentan escapar, también ejecutan a los norcoreanos que escapan y que son devueltos por las autoridades chinas, que tienen cierta similitud con las norcoreanas, aunque de lejos. Estas situaciones se repiten frecuentemente, porque las personas prefieren arriesgarse a morir, que morir lentamente en este país de horror, del infierno, donde no existe opinión ni existe nada de libertad, algo que es totalmente lamentable y que hoy en día sigue siendo igual que hace algunos años.

En este reportaje, que ciertamente está muy bien, podremos ver algunas de las barbaridades, mentiras y demás aspectos de este régimen del horror en donde todo es mentira, porque simplemente todo gira entorno al gobierno y se deja de lado el resto de opiniones y verdades. Es impactante este reportaje y nos ayudará a conocer algunos aspectos muy interesantes de todo lo que está sufriendo los pobres que se quedaron viviendo en el norte, que casi es el infierno en la Tierra.