corea-norte.jpg

Se había acordado una reunión entre Corea del Norte y Corea del Sur, pero parece ser que en el norte han pensado que es mejor no acudir a la cita, por lo que los surcoreanos se han quedado plantados ante este encuentro que se había planteado. No es la mejor forma para poder resolver los problemas entre ambos países, ya que lo que se debería hacer es tener esta reunión que los dos países puedan de nuevo hablar.

Finalmente Corea del Norte ha cambiado de opinión y ha decidido no hablar nada de lo que no ha acudido a esta reunión tan importante en la que simplemente se pretendía poner fin a la situación de ambos países en los últimos meses y mejorar las relaciones. De momento esta reunión se pospone hasta una mejor ocasión en la que los dos países finalmente acudan a la reunión. Cuando antes se sienten a hablar representantes de los dos países, tanto mejor para el futuro de las relaciones de estos países y de esta forma se podría evitar nuevas tensiones.

Curiosamente el país norcoreano no descolgó el teléfono ante la llamada que se le hizo desde Corea del Sur y es por tanto una situación que de nuevo puede volverse muy tensa. Sin duda se había creado una gran expectación ante la reunión de los dos países, que en principio pretendía dejar de lado las relaciones tensas de los últimos meses para poder optar por una situación más relajada.

Vía | Latercera
Foto | Wikimedia