Este interesante reportaje es ciertamente una muestra de lo que ocurre en Corea del Norte, aunque debemos tener en cuenta que la reportera tan sólo puede decir cosas buenas de este país. Me ha causado un especial impacto que las amas de casa por la tarde pueden ver la tele, pero la programación es única, ya que tienen que ver los desfiles militares, algo insólito y que nos demuestra nuevamente que este país está totalmente manipulado. Destacar que un punto conflictivo es la frontera entre las dos Corea, un lugar problemático y que siempre está lleno de turistas en la zona sur.

dictador.jpg

Allí es donde únicamente se creen sus grandes mentiras acerca del pasado y tienen un gran odio hacia los Estados Unidos, como queda claro en este vídeo, donde el militar que habla casi se pelea con la reportera, ya que dice que lo que comentan en Corea del Norte en contra de los norteamericanos es totalmente falso. Corea del Norte vive en una verdadera mentira, una mentira controlada por un dictador, que tiene controlado a su pueblo.

Es muy diferente lo que habla un norcoreano que habla fuera de este país y comenta que los campos de concentración siguen siendo una realidad para los familiares de las personas que comenten crímenes, ya que se les encierra hasta la tercera generación, para así erradicar la semilla del mal. Sin duda es una zona totalmente prohibida para que los turistas ni nadie pueda acceder, por lo que es una suposición con mucho fundamento.