El documental Acceso al Terror es una visión muy interesante de lo que sucede en Corea del Norte, un país que no todo es malo y donde se puede ver y disfrutar mucho con la música en la calle para animar el día a día de los ciudadanos. Es curioso que la primera parada que se obliga a hacer a un visitante extranjero es a la tumba del fallecido Kim Il Sung, por lo que no es algo opcional pasar o no por su tumba, sino que hay que pasar y además guardar un respeto muy grande, porque aquí no se puede hacer ninguna tontería ni faltar al respeto al gobierno, ya que el dictador actual puede tomar represalias.

corea-del-norte.jpg

Es curioso sabe que la obligatoriedad semanal es que muchos norcoreanos pasen a ver la tumba de su presidente muerto, algo verdaderamente curioso y que nos da una idea de la forma de libertad tan peculiar que tienen en este país. Está claro que este personaje muerto es como un héroe que salvó a Corea del Norte del ataque de los Estados Unidos. Este reportaje está prácticamente manipulado, ya que tan sólo pueden decir las cosas buenas del país porque los guardaespaldas se encargan de que así sea.

Es lamentable comprobar que a los niños pequeños le lavan la mente y hacen creer que Estados Unidos es su peor enemigo y que su país es el mejor. La opinión que tienen de Bush de seguro que la compartimos muchos de nosotros, pero inculcar a los niños este odio por un país es cuanto menos lamentable, aunque normal en este país. Todo lo que se puede ver a través de la cámara parece perfecto y todos viven muy felices, pero la realidad es muy contraria a lo que se muestra, que es lo que interesa.