corea-del-norte.jpg

Resulta muy triste saber que Corea del norte es un país tan cerrado, debido a que en su territorio tiene grandes opciones para disfrutar de monumentos increíblemente importantes y también zonas naturales de gran belleza que a cualquier turista le gustaría conocer en su viaje, pero Corea del Norte vive en una burbuja en la que entran tan sólo algunos turistas cada ciertos meses, que son las fechas en las que Corea del Norte permite la entrada de manera muy controlada en todos los sentidos.

Corea del Norte alberga en su interior una serie de monumentos de gran valor histórico, pero muchos de ellos no se visitan por los turistas y no están en las rutas oficiales, por lo que los turistas que viajan hasta Corea del Norte no pueden conocerlos de ninguna manera, ya que el trayecto está previamente fijado y siempre se conocen las zonas que les interesan a los norcoreanos, para mostrar la mejor parte del país. Es por ello que muchos monumentos quedan alejados a la vista de los turistas curiosos, que quieren conocer siempre lo máximo de este peculiar país de Asia.

Es una pena también que muchos turistas se pierdan los hermosos paisajes que se podrían encontrar en Corea del Norte, siempre y cuando el gobierno no fuese comunista y tratase de esta manera a todos los viajeros y por supuesto a los norcoreanos, que no es un trato ni mucho menos correcto, tampoco lo es hacia los turistas, ya que el trato es de querer controlar todo.

Foto|Flickr