9.jpg

El alza de los precios y la contaminación del medio ambiente están causando problemas en la vida diaria de los habitantes de Corea del Norte. Aunque nada parece ser una época de toma de decisiones y soluciones, las bicicletas, nuestro viejo y familiar medio de transporte, está empezando a recuperar la popularidad.

El gobierno y las administraciones locales están llevando a cabo el proceso del uso de la bicicleta la cual llevará un tiempo en desarrollarse por completo y de forma fácil y dinámica.

El Ministerio de Administración Pública y Seguridad dió a conocer el martes que va a completar una red de 3,114 kilometros de carriles para bicicletas en el 2018. El camino será de 3 metros de ancho, y el cual sera permitido el uso solo para ciclistas.

Las principales 12 ciudades, provincias, distritos aportará el 80% de inversión, que se calcula en 1,25 trillones de won ($ 956 millones), que será el costo estimado del proyecto.

Es uno de los proyectos llamados por el gobierno como “Green New Deal”.

Las rutas se desarrollarán en todo el país. A partir del Puente Haengju sobre el río Han, que pasará al oeste de Seúl, Incheon, pasará a lo largo de la costa oeste de Mokpo en el sur de la provincia de Jeolla y pasando luego por Busan, Pohang, en la provincia de Gyeongsang del Norte, Goseong en la provincia de Gangwon, y finalmente volverá al Puente Haengju.

Se espera que con este proyecto pueda mejorarse el medio ambeinte y disminuir la contaminacion en Corea del Norte.