16.jpg

El Templo Bulguksa se construyó en 528 de nuestra era, durante la Dinastía Silla, en el 15to. año del Rey Beopeung (gobernó de 514 a 540). Entonces, llamaron al templo Hwaeom Bulguksa o Beomnyusa.

En el año 751, bajo el gobierno del Monarca Gyeongdeok (gobernó de 742 a 765), Kim Dae-Seong (700~774) comenzó a reconstruirlo y finalizó la obra en el año 774, bajo el reinado del Monarca Hyegong (gobernó de 765 a 780).

Después de largos 17 años de construcción, finalmente se le dio el nombre de ‘Bulguksa’ al templo.

El nombre ‘Bulguksa’ se mantuvo a través de las muchas obras de renovación del templo durante la Dinastía Goryeo (918~1392) y la Dinastía Joseon (1392~1910). Pero durante la Guerra Imjinwaeran (guerra causada por la invasión japonesa al territorio coreano, 1592~1598) las edificaciones de madera fueron incendiadas, 819 años después de su primer establecimiento.

Su reconstrucción fue iniciada desde 1604, durante la Dinastía Joseon (Año 37mo. del Rey Seonjo) y hasta el año 1805 se renovó aproximadamente 40 veces, llegando al reino del Monarca Sunjo (1790~1834). Aún después de aquellos días, el templo sufrió muchos robos y daños.

En 1969, se formó el Comité de Restauración del Templo Bulguksa y Museoljeon, Gwaneumjeon, Birojeon, Gyeongnu y Hoerang, que habían sido dejados meramente como terrenos de las edificaciones originales, fueron reconstruidos en 1973.

Otros lugares envejecidas o rotas tales como Daeungjeon, Geungnakjeon, Beomyeongnu y Jahamun fueron reparadas.

El Templo Bulguksa de la actualidad tiene numerosas reliquias culturales preservadas en él, tales como el Dabo-tap (Tesoro Nacional Nro. 20), el Sukga-tap (Tesoro Nacional Nro. 21), Yeonhwagyo* Chilbogyo (Tesoro Nacional Nro. 22), Cheongungyo* Baekungyo (Tesoro Nacional Nro. 23), el Grabado en Oro del Buda Vairocana Sentado (Tesoro Nacional Nro. 26), Figura de Oro del Amita Sentado (Tesoro Nacional Nro. 27) y la Sari-tap (Tesoro Nacional Nro.61), entre otros.