alimentos.jpg

A pesar de que Corea del Norte es un país en el que la defensa está muy desarrollada, lo cierto es que en alimentación tienen grandes problemas. Tienen en estos momentos tan poca cantidad de alimentos en la despensa que el líder del país ha tenido que solicitar ayuda en forma de alimentos a Mongolia.

Desde luego no es algo nuevo, ya que mientras que destina buena parte del presupuesto del país a tener una mayor defensa y ejército, lo cierto es que buena parte de la población pasa mucha hambre y por desgracia los más pequeños son los que pagan las consecuencias de este régimen en el que lo menos importante es la vida de los más pobres y lo que más importa es aparentar ser un país con un gran potencial defensivo, que es de lo único que puede presumir en estos momentos.

De momento tanto Mongolia como otros países están dispuestos a ayudar a Corea del Norte, no tanto para ayudar al líder sino que es para poder ayudar a los ciudadanos que necesitan alimentos básicos para salir adelante. Ellos no tienen la culpa de vivir en el régimen que viven y de tener un gobierno que no piensa en ellos. Cada poco tiempo Corea del Norte se queda sin alimentos y es el momento de recolectar alimentos entre países vecinos como Mongola, que es ahora el aliado al que ha tenido que acudir al líder norcoreano para ofrecer a sus ciudadanos algo para comer y que no se mueran de hambre.

Vía | Estrelladigital
Foto | Flickr